Prepararse física y mentalmente durante un año para lograr un propósito totalmente desconocido por su magnitud, hizo que esta travesía se convirtiera en el gran hito para los integrantes del equipo, quienes por primera vez en su vida enfrentaron un reto tan grande como fue el de cruzar el territorio nacional de sur a norte en bicicleta de montaña en 20 días recorriendo los 2.600 kilómetros que separan la frontera colombo ecuatoriana de la Guajira.

Desafiando los pronósticos médicos que negaron la posibilidad física a todos los miembros de poder terminar satisfactoriamente este recorrido, fue el gran triunfo que los diez que iniciaron el recorrido lo concluyeron sin ningún contratiempo.

El equipo estuvo conformado por  un niño de 9 años, una mujer de 41 años y 8 hombres con edades entre los 35 y los 52 años, provenientes de diferentes regiones del país: Nariño, Cauca, Valle, Bogotá y Huila.

Pudieron convivir y superar las diferencias marcadas por los distintos orígenes culturales, sociales y personales que los asediaron a diario.

El gran impacto social y personal que causó este piloto, motivó a los organizadores a realizar al menos una travesía de esta magnitud, año tras año, hasta recorrer totalmente la geografía nacional.


ALGUNAS DE LAS CONCLUSIONES MÁS RELEVANTES EXPRESADAS POR LOS CAMPEONES DE ESTA VERSIÓN, FUERON:

"No se compite para ganarle a nadie, sino para vencer coronando la meta, después de recorrer miles de kilómetros donde no importa llegar primero, porque tan solo con cubrir la distancia ya es toda una conquista"
www.colombianuestrameta.com
Fundación Social Colombia Nuestra Meta
© 2011 - Derechos Reservados
Colombia - Sur América
Diseño: telontegotodo.com

Escribanos a
info@colombianuestrameta.com
Carrera 42 # 8 - 06
57 (315) 574 6901
57 (312) 259 9728
Cali - Valle - Colombia
En estos momentos de grandes triunfos quisiéramos tener a todos los seres queridos para abrazarlos y compartirles esa emoción.

Es la mejor manera de alimentar la convivencia pacífica.

No se compite para ganarle a nadie, sino para vencer coronando la meta, después de recorrer miles de kilómetros donde no importa llegar primero, porque tan solo con cubrir la distancia ya es toda una conquista.

Se disfruta de la naturaleza, el paisaje, el folclor, la cotidianidad de la gente y su gastronomía.

Permite compartir con la gente muchas experiencias, debido a que no llevamos afán a pesar de tener trazado un cronograma de etapas que hay que cumplir completamente, donde se ha planificado hasta el más mínimo detalle como: el alojamiento, las zonas de alimentación, las charlas a la comunidad, etc.

La gente de Colombia, en todas sus regiones, es hospitalaria, formal y generosa.

Probar que lo que uno se propone lo puede lograr.

Ser un ejemplo a seguir.

Dejar un mensaje ejemplar al país de un niño que se le midió a recorrer su territorio y venció los rigores del clima, de la topografía y el cansancio
Tener una historia que contar.

Enviar un mensaje que motive a más niños para que practiquen un deporte con una cierta frecuencia.

La mejor manera de conocer nuestro país sintiendo cada pedalazo, cada grado de temperatura, cada inclinación del terreno, cada gesto de bienvenida, cada palabra de aliento, cada paisaje, cada comida.

La mejor herencia y ejemplo para nuestros hijos y familias.

Este placer no se consigue en ningún supermercado real o virtual, ni lo venden por dosis, ni se puede tomar como una malteada, no aparece en ningún menú, hay que vivirlo para disfrutarlo, entra por cada poro.

Un medio de llevar a muchas regiones del país una alternativa de vida sana.

Definitivamente es la mejor opción que hemos encontrado para hacer un aporte a la sociedad buscando construir un mejor país a través del deporte.

Cada participante encuentra su propia motivación para mantener en alto su auto estima en esta competencia consigo mismo.

La convivencia entre seres humanos es la prueba más difícil a superar.

Las personas expuestas a grandes exigencias físicas, mentales, sociales y ambientales modifican su patrón de comportamiento, reaccionando de forma adversa ante cualquier cambio de su entorno.
TRAVESIA RUMICHACA - CABO DE LA VELA - ENERO DE 2007